sábado, 4 de febrero de 2012

R.I.O. Fest 2011 - Ruins / Sax Ruins


Comentarios de los asistentes:

1.-"Sé de gente a la que no le gustó. Incluso levantó dolor de cabeza a alguno. Empezó Tatsuya sólo, "Ruins Alone", con toda la música pregrabada y él a la batería y voz (que no sonó muy bien). Un set breve.
Salió Ono Ryoko para tocar un larguísimo solo de saxo, con una increible demostración de respiración circular.
Volvió a salir Yoshida para hacer juntos un set de Sax Ruins (Batería/Saxo). Posiblemente el concierto más "difícil" del festitval."

2.-"No me gustó nada este concierto. Más allá de la dificultad técnica no encontré nada. Yoshida tocó muy rápido, muy punk, muy potente. ¿Y qué? Lo mismo pasó con el "solo circular" de su compañera de escena: muy dificil ejecutarlo. ¿Y? Pues nada... los dos en escena y a la vez... tuve la sensación de que todo consistía en contar, contar y contar para que ambos instrumentos casasen adecuadamente. ¿Y?

Dado que más allá de ser divertidos en escena tampoco tengo interés por Koenji Hyakkei se desprende que ir en la discografía de Yoshida más allá de los discos que conozco de Ruins no es una de mis prioridades. Yo me lo pierdo..."

3-"Metidos como con calzador antes de los itlainaos de Dispo dieron una audición muy corta, caótica e histérica como es su estilo. Ono Ryoko sin duda la mejor ejecutante de todo el festival, su solo de saxofón fue lo que me gustó más en los tres días. y tuvieron también su toque de humor tocando un par de piezas compuestas por estractos de piezas de prog setentero."

4.-"La fórmula elegida para cubrir la ausencia de Christian Vander consistió en dos conciertos en uno, solo separados por unos pocos minutos para la preparación del escenario y sin desalojo del auditorio de por medio.
La primera parte prometía ruido y caos: el aceleradísimo baterista líder de Koenji Hyakkei y Ruins, Yoshida Tatsuya, comandaba en solitario el centro del escenario, solo ayudado por un ordenador que iba desplegando uno tras otro loquísimos temas de muy corta duración que Yoshida remarcaba melódicamente con la batería con una precisión milimétrica y un escueto "Thank you" al final de cada uno, para atacar al siguiente casi sin tiempo para que la gente aplaudiera. La verdad es que fue divertido, sobre todo el potpourri de microcitas a clásicos (Mozart, Chopin, Tchaikowski, Mussorgski, Beethoven, Strauss...) y un increíble revoltillo de microcitas de prog clásico (por allá desfilaron cual personajes de comic manga Firth of Fifth, Sound Chaser, YYZ, It, Ace of wands y otros muchos, imposible acordarse de todos). Salió a continuación la saxofonista Ono Ryoko, que interpretó un solo interesante aunque un pelín largo basado en arpegios sobre respiración continua que recordaban un tanto a la música de Philip Glass, a lo que siguió otro set de microtemas esta vez a batería y saxo y con la ayuda de una loop station que permitía a la saxofonista crear algunas capas de sonido sobre las que improvisar. Como digo un concierto divertido, aunque al final un pelín rayante para mi gusto por la reiteración de la propuesta: caos sonoro y tralla ultratécnica."

-->Link en comentarios
-->Créditos a sinfomusic por las reseñas
-->Créditos a radio-radio por las transmiciones  

2 comentarios:

Kobaïan dijo...

http://www.mediafire.com/?x30540f2d7g8sas

paulree dijo...

¡madre mía!, ¿qué se toma este tío?

Archivo del blog