sábado, 4 de febrero de 2017

Demi Semi Quaver - 3 CD


Géneros/Categorías: Avant-garde?
País: Japón
Información: PA

Hablar de Demi Semi Quaver es referirse al más profundo subsuelo japonés pero al mismo tiempo a un acto rarísimo de avant-rock/folk que se desfasa por completo de la escena avant de su país para transportarse en vehículo sonoro propio. No toman ideas prestadas de predecesores ni fueron tomados en cuenta por ningún sucesor. Es más: nadie diría que son japoneses pues no cantan en el idioma natal, se inventaron letras en una lengua propia que parece más europeo que oriental.
Son de naturaleza excéntrica, meten notas de folk de quién sabe qué país, empapan su sonido de impredecibilidad y una base vocal muy fuerte que cuando no improvisa suena declamativa. Por el acordeón y el bizarro humorismo, muy de lejos se huele samlanesco. De ahí en fuera es el "ajenismo musical" en su totalidad, difícil de escuchar, de disfrutar y de asimilar. En especial por lo demencial de las voces, lo descuadrado de los ritmos, y todas las fusiones de vanguardia sin precedentes. Igual se apoyan en una multiplicidad de pequeños detalles in-musicales que van saliendo sobre todo como emisiones de algun artilugio electrónico, además de soporte percusivo fuera de norma. Cobra sentido aquí aquello del "desorden organizado" del que hablaba Henry Cow.
Escapistas de etiquetas, de tendencias y el culto al absurdo y al dadaísmo es una descripción también justa de estos extraterrestres disfrazados de "grupo experimental nipón".

-->Links en comentarios

Merkabah: Discografía



Géneros/Categorías: Space/psych rock, Post-metal, R.I.O, Jazz
País: Polonia
Información: PA 

Esta entrada corresponde a un descubrimiento reciente. Se trata de Merkabah, cuarteto polaco de guitarra, batería, teclado y saxofón que vienen desplegando mucho talento en una discografía que apenas comienza pero que promete muchísimo. Han tenido poco o nulo eco pero traen una propuesta bastante interesante. Sería justo acreditar a Combat Astronomy porque muy posiblemente son la influencia más importante de éstos polacos. Hablamos de una plataforma enriquecida por trances psicodélicos, un guitarreo poderoso que arremete constantemente, improvisaciones free de saxofón y por supuesto, todo eso arreglado en un omnioso sonido hiptónico. Igualmente tienen una base sutilmente minimalista que emparentaría con el mismo post-metal de Martin Archer, donde por todos lados cometen atropellos y atrocidades sonoras, que sin necesidad de meter velocidad, viene a ser una reacción visceral de instrumentos que trabajan composiciones de corte oscuro y malicioso. Casi es zeuhl pero le hace falta esa parte de las cabalgatas enfermas de bajo amplificado.
Es decir, todo lo que dije es lo mismo que diría de casi cualquier disco de Combat Astronomy. Quizás sea Merkabah un grupo clónico pero lo es de algo que es bastante difícil de clonar. Además, si vamos a escuchar clones, cuando menos que sea algo distinto, porque ya hay 500 bandas repitiendo los mismos esquemas de hace 40 años de Univers Zero, Present, Henry Cow, Magma, etc.
Espero más originalidad del cuarteto en entregas futuras, ya que por lo demás son asombrosos y dejan satisfacción a cualquier oído exigente.

sábado, 7 de enero de 2017

Hmble Grmble: Gzzle It Up! (2013)

Géneros/Categorías: R.I.O, Jazz
País: Bélgica
Información: PA

Si algún lector de aquí tiene buena memoria recordará a cierto ensamble belga que presenté el día que sacó el grandioso álbum Flanders Fields hace algunos ayeres. La secuela de aquel disco la verdad ya lleva algún tiempo de que salió pero ya saben: mejor tarde que nunca.
La última producción vuelve a cumplir bastante bien al momento de presentar una fusión exquisita de R.I.O. jazzeado en claves zappianas. Otra vez han impreso su sello al momento de ocupar esa increíble sección de vientos, donde tanto metales como clarinete contribuyen al sonido vanguardista y moderno del ensamble. De nueva cuenta diré lo mismo del factor vocal: los esfuerzos por el lado de las voces también tienen bastante mérito, se nota el esfuerzo y el entrenamiento. De repente los modos vocales, ritmos, sonidos o comportamientos instrumentales descuadrados revelan una faceta más libre e irreverente donde claramente viene la estampa del avant-garde y del compromiso con la originalidad.
Las incorporaciones frecuentes de percusión acústica les dará como siempre esa frescura y ese recuerdo de Zappa (otra vez) y de algunos ensambles vecinos como Hardscore o de ensambles foráneos como Slivovitz. Para mi este disco en especial es como elegancia combinada con humor y no estoy describiendo a Les Luthiers. 😄


Aprovechando el tema de Bélgica, en mi humilde opinión, Aranis se echó ya a a perder con su nuevo proyecto y han traicionado nuestra confianza y admiración, pero Bélgica es mucho más grande que un conjunto acústico. Afortunadamente contamos con la presencia de gente más congruente como Humble Grumble, The Wrong Object, SHTGN, Aka Moon, Finnegans Wake, entre muchos otros descendientes indirectos de Daniel Denis y Roger Trigaux.

Hiromi Uehara: "Spark" (2016)

Spark es el décimo álbum grabado por Hiromi Uehara y el cuarto en formato de trío en compañía de los igualmente virtuosos Anthony Jackson (bajo) y Simon Phillips (batería). Composiciones frescas llenas de energía y vitalidad melódica abundan en contenido intrincado, siempre con inordinarios patrones rítmicos y el dinamismo como la firma. Pareciera que en cada álbum que publican llegan más lejos no solamente en la extraordinaria ejecución instrumental sino en la invención, las formas, la variedad. Sin casarse con ningún género específico tienen reminiscencias tanto de fusion como de post-bop, sabores clásicos añejos de muy buen gusto e incluso una leve y discreta excursión de jazz latino. Tampoco se enfocan nada más en la velocidad asombrosa con que interpretan porque han vuelto a incorporar algún tema con un motivo más sutil y sentimental.
Los más conservadores dirán que no es precisamente jazz y los que carecen de paciencia no querrán intentar apreciar un trabajo tan complejo, completo y largo.
No obstante, a Hiromi no le interesan los géneros ni la aprobación unánime del mundo. No viene a presumir su virtuosismo y habilidad compositiva, sino que llega con la bandera de una sinceridad y una sencillez destacables. La ví en directo, por eso lo comento.

Track List
1. Spark (9:04)
2. In A Trance (8:55)
3. Take Me Away (7:26)
4. Wonderland (5:43)
5. Indulgence (8:15)
6. Dilemma (8:49)
7. What Will Be, Will Be (7:41)
8. Wake Up And Dream (8:47)
9. All's Well (7:32)

Line-up
- Hiromi Uehara / piano, keyboards, co-producer
- Anthony Jackson / contrabass guitar
- Simon Phillips / drums

-->Link en comentarios

John Zorn - 4 CD (2016)



Todos los años sin excepción alguna, John Zorn llega a sorprender al mundo con una cantidad asombosa de música de una calidad y diversidad sin igual. Se necesitaría un blog completo tan sólo para tratar con precisión y detalle las descripciones de tan vasta librería musical.

2016 no fue por supuesto la excepción. Además de la merecida continuación al órgano hermético, el neoyorkino presentó tres secuelas del segundo libro de Book Of Angels, de las cuales me traigo el volumen 28, interpretado por una formación bastante meritoria (Nova Express Quintet).
El quinteto de virtuosos son nada menos que los "consentidos" del gran maestro: Trevor Dunn (bajo), Joey Baron (batería), John Medeski (órgano, piano), Cyro Baptista (percusiones) y Kenny Wollesen (vibráfono).
Es decir, los mismos expertos que grabaron el genial disco que les da nombre, Nova Express, 3 de ellos además militantes del brutal Moonchild y los otros 2 frecuentes colaboradores del proyecto Masada. Presentan un jazz de alta costura con constantes llamadas a la improvisación solista o colectiva, sonidos de fusión y una subyacente capa melódica de la tradición klezmer que existe en toda esta serie de álbums.

The Mocking Bird, continuación indirecta de todos esos discos fabulosos de jazz espiritual y meditativo que Zorn fundó en el distante pasado desde In Search Of The Miracoulous. A modo de trío, ejecutan música de lo más sutil con instrumentación muy leve de harpa, guitarra acústica y vibráfono. Un jazz súper sereno lleno de bellas melodías: lo ideal si no queremos caer en distracciones.

The Painted Bird. La otra cara de la moneda. Aquí es una arremetida sonora donde el poder del free jazz invade un despliegue de R.I.O. altamente disonante y eléctrico. Solos de guitarra y de teclado de nivel máximo coexisten y hacen reaccionar salvajes movimientos. Una estampida sonora es provocada por ritmos veloces y guitarra eléctrica de afinaciones pesadas. Todo ello sin perder nunca la refinación, el buen gusto y sin buscar tomar el pelo con ruidismo superfluo.

Y al final pero no menos importante, The Classic Guide To Strategy Vol. 4. Si se atreven a escuchar algo más brutal busquen aquí. Son improvisaciones nada ortodoxas que rebasan los niveles del free y de cualquier etiqueta. El saxofón es exprimido para sacarle el mayor provecho, técnicas que reposan en chirridos y extrañas maneras de soplar.. no es un disco para todos.

John Zorn y el órgano hermético - Vol. 3 & Vol. 4



Con la información que se tiene no queda claro los detalles sobre los orígenes del proyecto de John Zorn, The Hermetic Organ. Por lo visto simplemente tuvo la iluminación un día de pedir prestado a la Universidad de Columbia, el espacio y el órgano de tubos de la capilla de St. Paul. El primer volumen consistió de movimientos improvisatorios y los discos siguientes por lo visto son secuelas, no es que corresponda con una obra conceptual de mayor unidad como es su proyecto gigante de Masada.

Lo que no es escaso son los apuntes que se hacen sobre esta música. Las reseñas internas de Tzadik hablan con acertividad sobre un envolvente sonido hipnótico, repentinas tendencias fúnebres y algo de ascendencia en la tradición sonora de gente tan diversa como Bach, Ligeti, Xenakis, Mesiaen, Ives, entre otros.
Y,...¿Por qué el órgano?
Porque el compositor legendario no era originalmente saxofonista, sino que comenzó como organista y esta puede considerarse una oportunidad bien aprovechada de volver a sus raíces.
¿Improvisación?
No es ni cerca a lo que nos tiene acostumbrados. Cualquiera diría que esta música está regida por partituras exigentes.
Tuve la fortuna de ver en directo a John Zorn hace 1 año, se presentó 2 veces en la ciudad de México. La segunda fecha correspondía precisamente con su "soundtrack en vivo" de la cinta que se proyectó, El gabinete del Dr. Caligari. La experiencia fue enorme. Pude apreciar algo del alucinante sonido fúnebere que se identifica con la ejecución en estudio del órgano hermético.

-->Link en comentarios